2

INTRODUCCIÓN

Parece que las altas montañas nos contemplan inmutables, algo enigmático en sus cumbres nos hace sentir pequeños, pero recuerda: las altas cimas que ahora se señorean fueron un día sedimentos bajo el mar.

El relieve de la Tierra no ha sido siempre el mismo, al contrario se trata de estructuras y formas dinámicas en constante cambio. El ritmo del cambio es generalmente demasiado lento para ser percibido directamente por el ser humano, pero lo cierto es que nunca se detiene. La Península Ibérica ha experimentado este cambio para llegar al aspecto que hoy conocemos
mujer-libre-2-500x337
Ampliación
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s